BIENVENIDA

¡Hola a tod@s!

Os doy la bienvenida a mi blog.

Este blog nace con la intención de ser no solamente un lugar donde incluir mis opiniones, comentarios, sugerencias, vivencias, informaciones interesantes, divertimentos, etc., sino también un espacio común donde poder comunicarnos.

Aceptaré todo tipos de críticas, aunque prefiero las constructivas, que me ayudarán a mejorar.

Espero que os guste.

Carpe diem.


sábado, 12 de julio de 2008

De la idea al libro


Hola, voy a presentarme. Soy una idea. Ya sé que parece raro que una idea pueda comunicarse utilizando una serie de palabras, pero yo soy diferente. Soy una idea que está rondando en la cabeza de una persona, y ésta (la persona) tiene la intención de que yo vaya a más; me explico, que me convierta en una idea especial para una novela. Parece complicado, pero... lo es.

Después de mucho trabajo y algo de inspiración (benditas musas), me convierto en algo más: un argumento. Y poco a poco yo (el argumento) me hago más grande y crezco gracias a unos ayudantes cualificados: situaciones, personajes, lugares, fechas, escenarios, conflictos, verdades, mentiras, ficciones..., y de esta manera progresivamente me voy convirtiendo en un capítulo y otro y otro y otro. Me imagino que ya conocéis cómo funciona esto, porque es una estructura básica y habitual: planteamiento, nudo y desenlace. Curioso lo del nudo, ¿verdad? Supongo que se dice así porque ahí es donde está todo el lío. Y si tienes problemas, pues ya sabes, aplica aquello del nudo gordiano.

Como voy "engordando", me he convertido ya en una primera versión de la novela. Ahora llega el momento de que ciertas personas me conozcan en mi totalidad, opinen qué les parezco y digan qué sensaciones genero en ellos. En la nómina de lectores casi siempre hay familiares, amigos, antiguos compañeros de universidad, colegas del trabajo, lectores, correctores, profesores...

Pasado un tiempo digamos que ya gozo de cierto empaque puesto que mi autor (¿o es mi raptor?) me ha "tuneado" porque ya ha hecho cambios a partir de las revisiones, puntualizaciones y comentarios que ha hecho toda la tropa que he citado antes.

Ahora llega un momento harto difícil puesto que voy paseándome (perdonad el inciso, es que ya me he "solidificado" debido a mi conversión en un montón de folios impresos); pues lo que os decía, paseándome de aquí para allá por editoriales por si consideran adecuado que yo forme parte de su catálogo. No es nada fácil. Casi siempre me dicen que el tema escogido no encaja con su línea editorial. Vaya excusa barata. Si se lo dicen a todos... No importa, seguiremos en la brecha.

¡Biennnnnnnn!, por fin me han escogido. Dicen que les he gustado y que quieren que sea de su "equipo". No hablo de la cuestión económica porque eso está fuera de mi alcance. De eso se encarga mi creador. Os diré también lo que he escuchado: van a transformarme. Dejaré de ser un conjunto de folios impresos y me convertiré en algo mejor: seré un libro. Aunque para eso todavía queda trabajo por hacer, puesto que me revisarán, me acortarán o me alargarán y cambiarán lo que crean oportuno para ser un producto cultural que llame la atención (espero no perder mis virtudes porque ya se sabe, lo comercial manda).

Bueno, ya tengo mi extensión definitiva, porque al final los “especialistas” lo han decidido. Soy algo así como la versión final del original. Anda y rima y todo. Bien, ahora me he enterado de que quedan unos detalles por concretar, referidos al formato, la maquetación y similares: fuente, tamaño, cursivas, negritas, guiones, comillas, capitulares, filetes, corondeles, capítulos, introducción, epílogo, índice, páginas de cortesía, fotografías, ilustraciones, notas, citas, cubierta, sobrecubierta, solapa, pies de fotos, márgenes... Uf, uf, ¡cuánto estrés! Es más complicado de lo que yo me imaginaba. Además, vaya lío de nombres para tantas cosas.

Después de decidir y comprobar todo lo dicho anteriormente y algunas más que me cuesta recordar, ya me han enviado a imprenta. Ahora hablan de galeradas y de compaginadas. Creo que ya estoy casi a punto de ser editado. Sinceramente (espero que me guardéis el secreto), me parece raro que me clonen para llevarme a tantos sitios, pero en esa fase del proceso me encuentro. La rotativa gira y gira y consigue que me convierta en muchos ejemplares.

El siguiente paso es colocarme en una estantería (¡maldita sea, qué rabia me da que sólo se me vea el lomo!) o en una mesa rodeado de “competidores”. Ahora sólo falta que mi cubierta y mi título llamen tanto la atención como para que algún amigo comprador me adquiera y sea tan generoso de dedicar parte de su tiempo de ocio a leer todo aquello que soy; es decir, todo lo que es negro sobre blanco.

Si tú eres uno de esos lectores, te estaré eternamente agradecido porque no sabes lo que cuesta llegar hasta un punto de venta, ser comprado y ser leído.

Ah, y gracias de nuevo por leerme, amigo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Con ansias te estaba esperando "idea", yo quiero ser tu primer amigo.
Un cordial saludo a la persona que te ha creado.
Perkins.

ericbeat dijo...

Hola Perkins:

Me alegro mucho que vuelvas a incluir comentarios y comunicarnos de esta manera, aunque sé que siempre me has seguido visitándome.

No recuerdo muy bien cómo surgió la idea de hablar del libro desde su propio punto de vista, pero quería homenajear a uno de nuestros mejores amigos.

Muchísimos saludos, compañero.

Anónimo dijo...

Hoooola J,
Aquí ferviente admiradora releyendo tu "idea" después de haberla oído no hace mucho. Ya sabes que me encantó y te aseguro que nos encantó a los demás.
Por cierto, saca de dudas a esta ignorante, por favor, por el amor de Dios o de alguien,... ¿qué es eso del nudo gordiano?
MR

ericbeat dijo...

Hola MR:

Gracias por tu fidelidad a mi humilde blog. Es de agradecer.

Lo del nudo gordiano se refiere a una especie de leyenda (o sin "especie de") sobre un nudo que era casi imposible de desatar y que quien pudiera hacerlo podría conquistar Oriente.

Cuando a Alejandro Magno se le presentó este problema, lo que hizo fue directamente cortar el nudo con su espada. Es decir "cortar por lo sano" como si dijéramos.

Simplemente era eso, que a veces es más difícil arreglar algo que ir al grano y empezar de nuevo o solucionar el problema de forma tajante.

Muchos saludos.

julio dijo...

Que idea más genial, ¡que ya no es una idea!, sino una história pragmada, bueno o una novela, no? Yo también soy portador de una idea, pero creo que se quedará en eso, ya que soy un ignorante en creces. Total, que podemos hablar de boda! o mejor bautizo?
¿Donde es el bautizo camarada?

julius

ericbeat dijo...

Bienvenido, Julius.

Me alegra mucho de que te hayas paseado por mi blog y me pongas un comentario.

Pues en eso estamos casi siempre, ¿verdad?, que de una idea llegamos a algo más importante, ya sea un libro o cualquier otro tipo de proyecto.

Quizá sea mejor lo de bautizo de la idea.

Hasta pronto.

Fugaz dijo...

El hecho es que siempre suelen surgir ideas, lo importante es saber desarrollarlas, llevarlas a cabo y conseguir que vean la luz, algo que ya es más complicado. Pero no me dirás que durante todo el proceso uno no se siente bien? El concepto de este post a partir de la idea en sí para llegar a la meta final, me ha gustado mucho.

ericbeat dijo...

Hola Fugaz:

La verdad es que todo lo que es el "proceso creativo" siempre es complicado y duro, pero siempre es muy reconfortante y educativo.

Me alegro mucho de que te haya gustado y gracias por tus continuas visitas.